discutir la paz: Un camino para la reconciliación 1/09/2015

En medio de escenarios de deliberación política donde los antiguos antagonistas de un conflicto se animan tanto a construir propuestas de paz como a contar sus experiencias e historias personales, y a escuchar las de los demás, es posible identificar cambios de actitudes favorables hacia la reconciliación.

Éste es uno de los principales hallazgos de una investigación liderada por la Universidad del Rosario, titulada Democracia en contextos de conflicto: experimentos de reconciliación política en Colombia, que ha logrado convocar a excombatientes, víctimas y comunidades afectadas por el conflicto armado y cuyo objetivo principal ha sido explorar el modelo deliberativo como estrategia de profundización de la democracia y de la reconciliación política en contextos de postconflicto. En particular, el proyecto ha identificado protocolos de discusión que favorecen sistemáticamente la emisión de mensajes empáticos entre los grupos antagonistas, los cuales producen un cambio positivo cuantificable en las actitudes de los participantes. Estos protocolos, llamados 'de perspectiva', son capaces ademas de mitigar las tendencias a la polarización y empeoramiento de actitudes observadas frecuentemente en todo tipo de encuentros entre excombatientes, víctimas y comunidades afectadas por el conflicto.

Durante noviembre de 2013 y Agosto de 2014, el equipo de trabajo  - conformado por investigadores del grupo de DDHH de la Universidad del Rosario y de la Universidad de Los Andes - visitó un total de nueve ciudades (Bogotá, Medellín, Cali, Palmira, Valencia, Tierralta, Cúcuta, Florencia y Villavicencio), donde la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) implementó un programa de intervención comunitaria patrocinado por el Estado y caracterizado por un diseño específico para reunir excombatientes y miembros de la comunidad. Éste constituye el esfuerzo oficial más ambicioso hasta la fecha destinado a cerrar la brecha entre los dos: mientras que los primeros acusan a las comunidades de marginarlos, estos últimos acusan a los excombatientes de ser una fuente de peligro y malestar social.

Con ayuda de la ACR, los investigadores invitaron a los participantes en ese programa a unirse a mesas de discusión de propuestas para la construcción de paz en Colombia. Las 449 personas que aceptaron la invitación hicieron parte de un total de 46 mesas de deliberación. En 25 de ellas, la mitad de los participantes por mesa correspondía a excombatientes en proceso de reintegración, provenientes tanto de grupos guerrilleros como paramilitares, y la otra mitad a miembros de la comunidad o víctimas. Las discusiones siguieron diferentes protocolos: un tercio de ellas siguió un tratamiento de argumentación, donde se exhortaba a los participantes a que se comportaran de acuerdo a las normas de deliberación democrática, esto es, no monopolizar el debate,  tratar a los demás con respeto, justificar sus propuestas y apelar al bien común. Otro grupo siguió un tratamiento de perspectiva, donde se exhorta a cada quien a hacer referencia a su historia personal  como parte de la justificación de sus propuestas. El tercer grupo de mesas no recibió ninguna instrucción particular además de la pregunta por las propuestas de construcción de paz.

Sobre los temas discutidos, vale la pena resaltar que las diferentes historias de vida y argumentos que acompañan las propuestas de paz resaltan la desigualdad y la pobreza como causas principales de la guerra, lo cual permite que los dos grupos expongan su situación de vulnerabilidad ya sea con respecto al modelo de desarrollo del país o con respecto a las instituciones encargadas del proceso de reintegración. En todo caso, estos puntos de intersección entre actores aparentemente en conflicto constituyen pistas esperanzadoras para generar escenarios de reconciliación, pues justamente si el Estado y las instituciones lograran responder a estas demandas comunes, podrían generarse ambientes propicios para la coexistencia no violenta entre grupos con un pasado marcado por el conflicto social y armado. 

Con respecto a los protocolos de discusión, los resultados sugieren que el tratamiento de perspectiva favorece una mejora más grande en las actitudes de los miembros de la comunidad hacia los excombatientes y viceversa que cualquier otro tipo de tratamiento. Curiosamente, aunque no es sorprendente, los efectos beneficiosos no se distribuyen equitativamente entre los grupos. Las actitudes de los excombatientes resultaron ser más resistentes al cambio positivo, a pesar de que las tendencias hacia la polarización parecen haber sido contenidas. Teniendo en cuenta que los excombatientes demostraron un nivel claramente superior de alfabetización y educación frente a los miembros de las comunidades, tuvieron la ventaja de presentar sus propios argumentos de una manera más amplia, sofisticada y persuasiva. Así pues, las mesas propuestas pueden haber abordado mejor las necesidades de reconocimiento o aceptación social de los excombatientes, que las de empoderamiento de la comunidad y las víctimas. En todo caso, los resultados sugieren que estos protocolos específicos de discusión producen cambios en las dinámicas de deliberación y en la disposición y percepción de los participantes, mitigando los riesgos de polarización y a la vez promoviendo la reconciliación entre antiguos antagonistas en el contexto de postconflicto en Colombia.

En conjunto con un equipo de investigadores de neurociencias de la Universidad de Antioquia, para el año 2016 el proyecto estará encaminado a crear mesas de deliberación en otras ciudades del país e incluirá una serie de pruebas que permitirán analizar el procesamiento emocional de los individuos. En concreto, se busca analizar el efecto de las experiencias de violencia en la forma en que estos procesan cognitivamente las potenciales amenazas en el ambiente, lo cual podría manifestarse durante el postconflicto en ciertos niveles de agresión instrumental. Además, se indagaría por los niveles de prejuicios de víctimas, comunidades afectadas y excombatientes entre sí, lo cual puede explicar los resultados disímiles en los cambios de actitudes en medio de los escenarios de deliberación. 

Publicado por: Juan Esteban Ugarriza Uribe




 
May
 
27
 
CONVOCATORIA

“II Convocatoria Nacional de Manos a la Paz”

Ver más

 
Jul
 
26
 
CONVOCATORIA

LÍNEA DE INVESTIGACIÓN EN MECANISMOS DE PROTECCIÓN DE DERECHOS HUMANOS

“Litigio Estratégico en Iberoamérica” 

Ver más

 
Ago
 
2
 
CONVOCATORIA

CONVOCATORIA

LÍNEA DE INVESTIGACIÓN EN MECANISMOS DE PROTECCIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Ver más

 
Sep
 
8
 
Dialogos

DIALOGOS DE PAZ

Ver más